La tecnología de inducción2019-02-06T14:42:29+00:00

La tecnología de inducción

La solución de control de accesos con llave electrónica de Locken se basa de la tecnología sin contacto por inducción patentada por el grupo Iseo. Este sistema innovador aporta ventajas considerables para el usuario: una rapidez de apertura inédita en el control de accesos sin cableado, y una robustez incomparable gracias a la ausencia de contacto entre la llave y el cilindro.

compartir

Gracias a la tecnología de inducción, utilizada por primera vez en el ámbito del control de accesos, la solución de llave electrónica de Locken aúna, con una fiabilidad única, las ventajas de una cerradura mecánica tradicional con las de una solución electrónica de vanguardia.

La transmisión de datos entre la llave y el cilindro, habitualmente realizada por contacto eléctrico, se realiza por inducción magnética, una tecnología contrastada y revolucionaria en el ámbito del control de accesos. Ofrece dos ventajas principales:

  • Apertura casi instantánea de las puertas y, por lo tanto, un uso perfectamente fluido de la solución de acceso: el intercambio de datos entre la llave y el cilindro electrónico se realiza en menos de 80 milisegundos, es decir, el tiempo de reconocimiento habitual entre una llave y un cilindro mecánico corriente.
  • Robustez inigualable: dado que la comunicación entre la llave electrónica y el cilindro se realiza sin contacto, no se ve afectada por el polvo, la oxidación provocada por la humedad o el salitre ni por el uso y desgaste.

Han elegido Locken

Contáctenos