Distribución2019-10-17T10:44:10+00:00

Control de accesos en la distribución y el comercio minorista

El control de accesos en la distribución debe responder a las necesidades de seguridad sin entorpecer la afluencia de clientes.
La calidad de los servicios es primordial para los responsables del sector, para quienes su personal debe poder moverse sin dificultad por las zonas de venta, administración y almacenamiento.

El control de accesos debe ser un elemento clave de la seguridad de los lugares caracterizados por un gran número de empleados y una gran afluencia de clientes.

La gran distribución, se trate de hipermercados, supermercados o cadenas especializadas, debe hacer frente a los mismos problemas de seguridad que el resto de espacios públicos con una gran afluencia de público. Sin embargo, el hecho de emplear a un personal numeroso con el fin de ofrecer un servicio de calidad supone una dificultad añadida.
El control de accesos es un parámetro esencial en la delicada ecuación entre seguridad y eficacia operativa. Sus más de 15 años de experiencia en este sector permiten a Locken ofrecer respuestas pertinentes y adaptadas a todo tipo de configuraciones.

Un control de accesos centralizado para una mayor eficacia del personal y de los establecimientos

La gran distribución supone superficies amplias y de naturaleza diversa, compuestas de zonas de atención al público y numerosos locales con acceso restringido: oficinas, almacenes, espacios a disposición del personal o zonas de descarga de camiones. En un sistema de control de accesos mecánico tradicional esto supone disponer de una llave distinta para cada acceso: para la puerta de la oficina o el almacén, así como para un acceso exterior o para la cerradura de una cancela.
Aunque no todas las personas necesitan acceder al conjunto de estos espacios, la multiplicación de accesos y su diversidad se traducen en la multiplicación de llaves. Esto afecta a la fluidez de movimiento y, por ende, a la eficacia operativa.
Con su llave electrónica, Locken propone una solución de control de accesos única. Cada usuario dispone de una sola llave para todos los accesos, puesto que esta dispone únicamente las autorizaciones necesarias para un determinado puesto de trabajo.

Una solución de control de accesos que se distingue por su sencillez de instalación y uso

El hecho de que esta solución mejore la productividad de los centros también se debe a su facilidad de instalación y gestión. La llave electrónica proporciona al cilindro la energía necesaria para abrirlo, lo que evita tener que cablear las puertas. Basta con sustituir el cilindro existente por un cilindro electrónico del mismo formato.
Esto ha llevado a Locken a desarrollar una gama de más de 300 candados y cerraduras electrónicos que se adaptan a todas las configuraciones. Su nueva llave electrónica sin contacto por inducción magnética, de una gran complejidad técnica, también es compatible con las cerraduras mecánicas.
Asimismo, Locken ha desarrollado soluciones RFID prácticas y económicas en el caso de que las puertas ya estén cableadas, por ejemplo, en oficinas administrativas.
Intuitivo y fácil de usar, el software de gestión de accesos LSA (Locken Smart Access), permite al personal encargado de la supervisión del sistema aprovechar plenamente todas sus funciones.
También permite atribuir, con tan solo unos clics, los mismos derechos a toda una categoría de personal, así como precisar la atribución de estos derechos en función de los horarios de cada persona y del puesto que ocupe.

El control de accesos y los nuevos requisitos de seguridad: la alianza perfecta entre solidez del material y gestión precisa

Los centros comerciales están expuestos a múltiples riesgos: accidentes, robos, actos de vandalismo o de terrorismo. En estos lugares, la doble exigencia de seguridad de las instalaciones y de las personas es un imperativo.
Tal como Locken lo ha ideado, el control de accesos se convierte en un elemento esencial del dispositivo de seguridad. La solución de Locken permite atribuir derechos de acceso únicamente a los empleados, contratistas o agentes de seguridad reconocidos y validados en el sistema, con periodos de validez distintos. Pueden limitarse a varias horas (por ejemplo, en el caso de un operario externo encargado de una operación puntual) o tener una duración indefinida (por ejemplo, para los servicios de urgencias como los bomberos).
Todos los accesos quedan registrados y controlados gracias al software LSA (Locken Smart Access). El historial de aperturas se guarda de manera centralizada. El riesgo que conlleva la pérdida de llaves desaparece. En caso de pérdida o robo, basta con desactivar la llave para que sea inservible.
Además, las funciones de software avanzadas de esta solución satisfacen las exigencias más elevadas de los responsables de seguridad. El módulo Bluetooth de la llave electrónica se comunica con la aplicación MyLocken del smartphone del usuario y, a su vez, con el sistema central de seguridad, permitiendo controlar los accesos en tiempo real y evitar toda intrusión o intento de ella.
La precisión de esta solución de control de accesos no está reñida con la solidez. El sistema de llave electrónica LOCKEN dispone de la homologación de Grado 2 de la norma EN 1303 (resistencia a la perforación), así como la certificación IP65, uno de los grados más elevados de resistencia al agua, una característica útil en el exterior, pero también en espacios interiores que deben limpiarse con chorros de agua a presión.

Nuestros casos de clientes en la distribución

Noticias

LOCKEN y migros ginebra: una colaboración prometedora

27 octubre 2015

noticias

Migros Ginebra (la mayor empresa de distribución suiza y la compañía privada que cuenta con el mayor número de emplead ...

100 000
usuarios
150 000
sitios equipados
1 500 000
accessos diarios
contactar con nosotros
Contáctenos